Bufete Iglesias abogados Salamanca

GRAN VIA 28, 3º D SALAMANCA Salamanca 37001 ES

Bufete Iglesias

María Jesús Iglesias García


Reclamaciones sobre participaciones preferentes

Las participaciones preferentes (PPR) se han convertido enun problema de enorme impacto social, ya que se han visto afectados un número importante de pequeños ahorradores, que pusieron en manos de distintas entidades financieras los ahorros de toda su vida sin ser conscientes de los riesgos de este producto bancario y en la creencia de estar contratando depósitos a plazo fijo, cuando realmente no lo eran. .

Las participaciones preferentes son un producto financiero muy complejo, y fueron colocadas aclientes haciéndoles ver que se trataba de un depósito a plazo fijo con mejor remuneración. Algo estaba prohibido por la exigen que la comercialización de renta fija de riesgo exigía unos test que en España no se llevaron a cabo

o se realizaron con irregularidades-

Estos clientes se han encontrado con sus ahorros inmovilizados, como consecuencia de la falta de liquidez del mercado en el que se negocian (AIAF) y con pérdidas cuantiosas.

Pero el afectado no está obligado a aceptar obligatoriamente el canje de las participaciones por bonos sin cotización u otras medidas que le propongan el banco o el FROB.

Numerosas sentencias judiciales que están dando la razón a que suscribieron participaciones preferentes y deuda subordinada sin saber sin tener capacidad para comprenderlos y siendo totalmente inadecuados para su perfil de riesgo y conocimientos financieros. Una de las más recientes es la Sentencia nº 82/2013 de 6 de junio de 2013 del Juzgado de Primera Instancia nº 6 de Zamora que obliga a Caja España a devolver la cantidad invertida sin perder los intereses obtenido.

En el caso de la entidades que comercializaron las participaciones preferentes , la actuación adecuada era realizar el test MIFID o test de idoneidad y el test de CONVENIENCIA particular, si no se tienen realizados estos test, se puede solicitar con una gran probabilidad de éxito la devolución del 100 por cien de lo invertido. 

Si no se han firmado el contrato o algunos de los documentos esenciales en la contratación, estaríamos hablando de nulidad absoluta y no existiría plazo de prescripción.

Sin embargo si los contratos se firmaron con la documentación completa y la firma del perjudicado, pero sin que éste supiera que estaba contratando un producto de alto riesgo, sino que se lo vendieron como una imposición a plazo fijo, sin ningún tipo de riesgo y sin posibilidad de perder su capital, estaríamos hablando de anulabilidad y el plazo para reclamar serían de 4 años desde que se firmaron los contratos o desde que se tuvo conocimiento del “engaño”, aunque este último caso es más difícil de demostrar.

CONSEJOS PARA RECLAMAR

1.- Recopilar toda la documentación relacionada con la compra del producto.

·- Copia firmada del contrato de custodia de valores

·- Copia firmada de la Orden de Compra de las Participaciones Preferentes y/o Deuda Subordinada

·-Copia firmada del Test MiFID, incluyendo el resultado del mismo y el Perfil de Inversor.

·-Copia firmada del Folleto y/o Resumen de la Emisión de Participaciones Preferentes y/o Deuda Subordinada.

·-Acreditación de la entrega de otra información pre-contractual.

·-Extracto de movimientos y liquidaciones de la cuenta asociada a las participaciones preferentes y/o Deuda Subordinada desde la fecha de su contratación.

·-Copia de la correspondencia remitida, por cualquier medio, en relación con la información/evolución del producto contratado.

2.- En caso de no disponer de dicha documentación, solicitar una copia a la Entidad Financiera.

Es muy importante disponer de toda la documentación por cuanto de una simple lectura se puede obtener mucha información y argumentos que pueden ser utilizados posteriormente en el procedimiento judicial.

3.- Requerir por escrito a la Entidad Financiera para que restituya íntegramente el valor nominal de las Participaciones Preferentes y/o Deuda Subordinada:

4º.- La vía judicial