Bufete Iglesias abogados Salamanca

GRAN VIA 28, 3º D SALAMANCA Salamanca 37001 ES

Bufete Iglesias

María Jesús Iglesias García


Bufete Iglesias:

especialistas en

derecho de

sucesiones,

herencias y testamentos

Nuestro Bufete lleva desde 1993 especializada en la atención a las familias en problemas de herencias y testamentos y asistiendo e interviniendo en constantes cursos de formación y especialización en derecho sucesorio.

Gestionamos totalmente los trámites, facilitando las gestiones

y ahorrando dinero al seguir los pasos adecuados y

valorar todos los costes de tramitación e impositivos.

A continuación le damos unos consejos y nociones sobre

herencias y testamentos.

Es muy importante asesorarse desde el primer momento

para enfocar adecuadamente el tema e incluso ahorrarse dinero

en trámites e impuestos.

ACEPTACIÓN Y PARTICION DE HERENCIA.

Mediante la aceptación y partición de la herencia, se materializa

el acto de repartirse entre los herederos el caudal hereditario del

causante fallecido y se cumplen las voluntades testamentarias en

su caso..

Para llegar a esto tramitamos una serie de previos pasos, que

tratamos de exponerles del modo más sencillo posible.

CERTIFICACION DE DEFUNCIÓN.-

En primer lugar hay que obtener la Certificación de Defunción.

Se consigue, en el Registro Civil de la localidad donde se

produjo el fallecimiento, y no en el del domicilio habitual del

fallecido.

UN CASO HABITUAL ES EL FALLECIMIENTO EN UN

HOSPITAL SITUADO EN LUGAR DISTINTO DEL LUGAR DE

RESIDENCIA; HAY QUE ACUDIR AL REGISTRO CIVIL DE LA

LOCALIDAD DONDE SE ENCUENTRA EL HOSPITAL.

Los Registros Civiles, donde se inscriben nacimientos,

matrimonios, defunciones y, en general, todo lo relativo a la

existencia de la persona y su estado civil,

se llevan en los juzgados de cada localidad.

Cualquiera puede solicitar el Certificado de Defunción dando el

nombre y apellidos del fallecido y la fecha de defunción.

Pero suele facilitar el trámite presentar el Libro de Familia.

Es aconsejable, para los diversos trámites que debemos

realizar, solicitar al menos, tres ejemplares.

AVERIGUACION DE SI HAY O NO TESTAMENTO.

Para saber quienes son los herederos o legatarios,

lo primero es saber si el fallecido había o no otorgado

testamento.

Normalmente esto es conocido por familiares cercanos con del

fallecido. Pero dado que el otorgamiento de testamento es un

acto íntimo y personalísimo del testador y, por lo tanto, de

carácter secreto, no podemos conocer de antemano y con

certeza absoluta esa realidad. El fallecido puede haber testado

de nuevo o haber revocado el testamento que pensábamos que

existía. De hecho, son frecuentes nuevos testamentos en los

últimos días de vida.

Para averiguar esto acudimos al Registro General de Actos de

Ultima Voluntad.

A este Registro todos los Notarios (y los funcionarios

diplomáticos y consulares que ejercen como notarios españoles

en el extranjero), a través de los respectivos Colegios Notariales,

han de enviar un parte de cada testamento o documento con

contenido de acto de última voluntad que autoricen.

En él, quedan registrados todos los testamentos o actos

revocatorios de los mismos. Y teniendo en cuenta que

ordinariamente cada testamento, salvo que en él se establezca o

de él se deduzca claramente lo contrario, va a revocar a los

anteriores, la certificación de este Registro es un documento

fundamental e imprescindible para acreditar quiénes son los

sucesores del fallecido que deberemos aportar en todos los

trámites a realizar, con carácter general.

En este Registro, no se refleja el contenido del testamento,

sino sólo el hecho de su otorgamiento y dónde se ha

otorgado. El contenido del testamento se conoce por otra vía.

El Registro es público, y una vez fallecido el causante cualquier

persona que lo acredite mediante la correspondiente

certificación de defunción puede conocer su contenido.

No se puede solicitar certificación del Registro de Ultimas

Voluntades hasta que hayan transcurrido al menos quince

días desde la muerte de la persona. Así se consigue que, si el

fallecido otorgó testamento justo antes de morir, dé tiempo a que

la existencia del mismo se consigne en este Registro.

¿COMO CONOCER EL CONTENIDO DEL TESTAMENTO?

En el supuesto de haber testamento, lo primero es conocer su

contenido. para ello solicitaremos una copia al Notario donde se

otorgó el testamento o al que lleva su protocolo.

El contenido del testamento no es público. Se restringe el

derecho a obtener copia a una serie limitada de personas.

Estas son no sólo todas las que obtienen del testamento algún

derecho o facultad, sino también aquellas que lo obtendrían de no

existir el testamento o en caso de nulidad parcial o total de sus

disposiciones. Para éstas últimas, la razón de poder obtener

copia es la posibilidad de poder ejercitar, en su caso, sus

derechos a impugnar el testamento o a reclamar lo que les

corresponda.

El Reglamento Notarial reconoce el derecho a obtener copias a

los herederos instituidos o sus representantes, los legatarios,

albaceas y contadores-partidores y demás a los que se les

reconozca algún derecho o facultad; los parientes que de o

existir testamento o ser nulo serían llamados

(en la sucesión intestada), los herederos forzosos o legitimarios

y los instituidos en testamento revocado.

Para conseguir la copia hay que acreditar ser persona con

derecho a obtenerla.

No obstante, pueden existir TESTAMENTOS OLÓGRAFOS,

no protocolizados notarialmente, sometidos a un régimen

especial de protocolización. Es muy importante, si se encontrare

en casa un testamento ológrafo contactar con un profesional para

tramitar la protocolización del mismo mediante una serie de

trámites a iniciar ante el Juzgado de Primera Instanciai.

¿Y SI NO HAY TESTAMENTO? 

Hay que efectuar una DECLARACIÓN DE HEREDEROS

AB INTESTATO, en unos casos ante Notario,

en otros ante el JUZGADO.

Si los herederos abintestato van a ser los ascendientes,

descendientes o cónyuge del finado, la declaración

puede obtenerse mediante acta notarial de notoriedad,

autorizada por un notario.

En el caso de ser herederos otros parientes más lejanos,

ACUDIMOS AL JUZGADO A TRAVÉS DE

UN PROCEDIMIENTO DE JURISDICCION VOLUNTARIA.

EXISTE UN PLAZO DE SEIS MESES DESDE LA MUERTE DEL

CAUSANTE PARA REALIZAR LA DECLARACION A

EFECTOS DEL IMPUESTO DE SUCESIONES.

CLASES DE PARTICION.- 

  1. Por el propio testador en su testamento.
  2. Por el contador-partidor designado por el testador.
  3. Por acuerdo unánime de todos los interesados.
  4. En caso de falta de acuerdo en el caso anterior, la partición se realiza VIA JUDICIAL

En la partición hay que tener en cuenta dos operaciones previas

y simultáneas que pueden darse:

La liquidación de la sociedad de gananciales y la colación de

bienes. 

En el caso de que falleciera uno de los cónyuges y se rigiesen

por el régimen económico de gananciales, será preciso realizar

la liquidación de la sociedad de gananciales con carácter previo

a la partición.

La "colación" se da cuando en una herencia concurren como

herederos varios legitimarios, que sería el caso normal de los

hijos del fallecido. Nuestro Derecho considera voluntad presunta

del causante que todo lo que hubiera donado o transmitido en

vida gratuitamente a sus legitimarios lo hacía como anticipo de

la herencia. Estos herederos según la ley, deberán tomar,

por tanto, en la partición de menos tanto como lo que hubieran y

a recibido en vida , que hay que computar como si no hubiera

salido del patrimonio del causante. No obstante hay que

comprobar previamente que el causante no haya dispensado de

la colación, bien al realizar la donación (deberá constar

expresamente en la escritura de donación), bien en posterior

testamento.